Recientemente ha entrado en vigor la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.
La principal novedad es la obligación de pago de unas tasas en caso de presentación de una demanda contenciosa administrativa, social o, en el caso que nos vamos a centrar, en las demandas civiles.
En las Comunidades de Propietarios el pleito más común es el procedimiento monitorio, que es aquel al que se recurre cuando se pretenda de otro el pago de deuda dineraria, vencida y exigible, de cantidad determinada que no exceda de 250.000 €.
Los costes de la presentar una demanda en procedimiento monitorio tendrá una tasa inicial de 100 euros; en caso de ser recurrida la sentencia se abonará en concepto de tasas entre los 800 € y los 1.200 €. La devolución del importe de las tasas se recupera siempre y cuando se condene en costas a la otra parte.

Carlos Alcocer Arranz
Administrador Colegiado nº 8.638